Close

1 Abril, 2019

Crea contraseñas fuertes y mantén tu información segura

En todo trabajo se realizan actividades importantes, algunas con más nivel de confidencialidad que otras, y aunque te desempeñes bajo el rol de contador, redactor o seas el líder de la empresa, siempre debes mantener segura la información que manejes. No querrás que la competencia conozca tu secreto para el éxito.

Es posible que algunas aplicaciones tengan servidores externos que resguarden tus datos. Por ejemplo, algunos software contables brinda seguridad de alto nivel a sus usuarios, debido a que alojan toda su información en los servidores de Amazon Web Services (AWS).

Sin embargo, cuando una cuenta es hackeada, el problema es en la mayoría de las ocasiones por un mal manejo de parte de los usuarios, quienes no cuentan con una contraseña segura que garantice la protección de la información que controlan.

Ten en cuenta estos consejos y protege tu información

🔺 Maneja contraseñas diferentes

Es importante que todas y cada una de las herramientas que utilices posean una contraseña segura. Esto incluye a tu cuenta de correo electrónico, redes sociales, bancos en línea y cualquier otra aplicación.

Un error que cometen los usuarios y que pone en peligro la información que manejan, es utilizar una única contraseña para todas sus cuentas. De esta forma se vuelven un blanco fácil y sus datos son vulnerables a ser hackeados. Por ello es recomendable crear contraseñas distintas entre sí, que contengan diferente combinación de caracteres y que no estén relacionadas con algún documento personal, números o nombres fáciles de identificar.

🔺 Evita estos errores comunes al crear tu contraseña

Para prevenir  que tu contraseña pueda ser descifrada  con facilidad, evita:

Incluir datos personales, como fecha de nacimiento, nombre o documento de identidad

Estos son datos que por sentido común no se deberían de asociar a ninguna contraseña. Incluir el nombre propio, nombres de familiares o números como fechas de nacimiento o documentos de identidad es una mala idea.

Este tipo de información es la primera que que introducen los hackers cuando intentan violar la privacidad de tus cuentas. En este caso, lo recomendable sería utilizar alguna frase sencilla y con variación de mayúsculas y minúsculas.

Utilizar el nombre de tu mascota.

Al igual que en el punto anterior, es una mala idea utilizar nombres que se asocien a ti. No coloques el nombre de tu mascota, libro o artista favorito. De esta forma estará debilitando la seguridad de contraseña.

Tener solo combinaciones numéricas

Al igual que solo poseer texto en una contraseña, las combinaciones numéricas también son un indicador de un nivel de seguridad bajo.

Utilizar contraseñas demasiado cortas.

Una contraseña fuerte y que garantice seguridad, debería ser en lo posible de 8 caracteres o más, entre más caracteres tengas será más difícil de descifrar.

🔺 Crea la combinación ideal

Ya que conoces los errores comunes a la hora de crear una contraseña, procura crear un combinación alfanumérica, haciendo uso de mayúsculas y minúsculas y agregando caracteres especiales. Recuerda no utilizar nombres que se relacionan a ti y utiliza una frase que sea difícil de olvidar. Un ejemplo práctico podría ser la siguiente: “C4fePorlaMañana!”, a nadie se le ocurriría acceder a tu cuenta con una contraseña de este tipo.

🔺 Utiliza un gestor de contraseñas

Los gestores de contraseñas son una herramienta que permiten almacenar varias contraseñas y acceder a ellas de forma segura. Funcionan básicamente como una caja fuerte para almacenar datos y resultan bastante útil cuando se manejan múltiples claves de seguridad.

Las herramientas de gestión de contraseñas se convierten en un método seguro para quienes utilizan  un alto número de servicios. Además de que permiten encriptar los datos de forma eficiente. Los gestores de contraseña también permiten generar claves seguras y complejas.  

🔺 Activa la verificación en dos pasos

Actualmente, algunas aplicaciones, redes sociales y bancos en línea cuentan  con un modelo de seguridad adicional que permite comprobar, a través de una contraseña extra, la identidad de quien intenta acceder a la cuenta.

El funcionamiento de esta opción puede ser distinto en cada portal que se utilice. Sin embargo, generalmente suele ser de la siguiente manera: cada vez que se inicie sesión, los usuarios deberán ingresar su contraseña normal y posteriormente ingresar un código que se envía a su número de teléfono a través de una llamada o mensaje.

Esta medida es totalmente opcional, pero  ayuda a maximizar la seguridad de las cuentas en donde se activa.


Por último, recuerda que la seguridad de tus datos dependerá de ti y de qué tan fuerte sean las medidas que utilices para proteger tu información. Crea contraseñas seguras, apréndelas de memoria o usa un gestor de contraseñas y cámbialas periódicamente o cuando hayas ingresado desde algún dispositivo que no sea de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *